III Foro de Investigación educativa

classroom-foro-iii

“Cuando no hay investigación, cuando no hay conocimiento construido a partir de la reflexión  se emplea conocimiento anecdótico, de recetas,  y aunque implique sabiduría, es un conocimiento que no constituye una base adecuada para la acción profesional” . ( Woods,1987)

Introducción / invitación al diálogo

Cuando conversamos sobre  investigación educativa advertimos el  reconocimiento y prestigio que generalmente posee tanto en escuelas como en espacios de formación, fundado fundamentalmente en la posibilidad que brinda a los docentes y demás actores de la educación de constituirse  en sujetos pedagógicos.

Tal como los expresaron hace algunos años los principales referentes de la investigación en el aula   Stenhouse (1987), Carr y Kemmis (1988); Woods (1987), Elliot (1990), etc. y como lo continúan trabajando  docentes comprometidos con su quehacer, Achili ( 2009), Miguel, (2009), Duhalde (2009), Cardellu y otros (2002)  los docentes que investigan trascienden la preocupación por la   efectividad instrumental  de la “tarea” de enseñar que se desarrolla en base al conocimiento de otros y comienzan a trabajar con autonomía intelectual, con conciencia crítica de la realidad que los circunda, de los problemas que la atraviesan y con posibilidad de comprender, explicar  y transformar los  procesos socioeducativos en los que se involucran.

En otras palabras, escuelas y docentes se abren ante sí mismos  para cuestionar su quehacer, para conceptualizarlo, para  transformarlo, para construir conocimientos.

Asimismo, cuando en las instituciones  nos proponemos asumir el desafío de la educación y la  investigación, surgen múltiples y  diversas situaciones … ante lo que nos preguntamos ¡cuáles son las  posibilidades  de realizar investigación en las escuelas? ¿cuáles son las condiciones que las hacen posible?, ¿cuáles son los desafíos que se deben  afrontar ?

Para dar respuesta a esos interrogantes, y a otros que pudieran emerger  abrimos el espacio de diálogo y los invitamos a participar.

Adelante.!!

Referencias

ACHILLI, E. (2009): Investigación educativa y escuelas públicas, algunas perspectivas y debates, cuadernos de educación. Año VII. número 7. Córdoba.

CARDELLU, J. y DUHALDE, MIGUEL. (2002). Didáctica de la Investigación: Una experiencia de formación docente. En Cardelli J, Datri,, E. y Duhalde.

CARR, W.  y KEMMIS, S. (1988) Teoría crítica de la enseñanza. Barcelona Martínez Rocca.

DHIE, CTERA. (2009). El Colectivo y Las Redes de Investigación como formas Alternativas para la Organización de la Formación y El Trabajo Docente. En: Investigación Educativa y Trabajo en Red. Debates y Proyecciones. Buenos Aires: Noveduc.

ELLIOT, J. (1990): la investigación acción en educación. Madrid. Morata.

MIGUEL  (comps.) (2009) Docentes que hacen investigación educativa. Buenos Aires. Tomo I. Miño y Dávila.

STENHOUSE, L. (1987): Investigación y desarrollo del curriculum. Madrid. Morata.

WOODS, (1987): La escuela por dentro: la etnografía en la investigación educativa. Barcelona. Paidos.

 

52 comentarios sobre “III Foro de Investigación educativa”

    1. La investigación es vista tal vez como la herramienta de uso único para las casas de altos estudios ( Institutos de Formación o Universidades).
      Para las escuelas no se utiliza, delega esto a otros. El docente es muy de observar casos aislados y no busca investigar lo que sucede, sobre una población determinada.
      Tal vez se deba investigar ¿porqué la escuela cede el lugar de investigar a la Universidad o porque la escuela no investiga? ¿Será que la Universidad no pudo delegar esta posibilidad?

      1. Gabriela, es interesante lo que planteas como interrogante, creo oportuno considerar que la mayoría de los docentes de nivel primario se forman en institutos de formación docente de nivel terciario. qué pasa con la formación en investigación en estos institutos?
        En la universidad también se forman profesores, se contempla una formación que les permita pensarse como investigadores ? O solo investiga el licenciado?

        1. Muy interesantes sus aportes Gabriela y Marisa es necesario comenzar a revisar la formación en general y la formación en investigación educativa en particular, pero también como se fue configurando las Universidades como únicos ámbitos con estatus para investigar y producir conocimiento…
          para seguir profundizando…

        2. En primer lugar me gustaría agradecer a Marisa por darme la oportunidad de formarme junto a usted y este equipo maravilloso.
          Con respecto a la investigación dentro del ámbito educativo, creo ciertamente que se la concibe como una tarea superior a nuestra formación, cuando se trata de un profesorado.

      2. El docente siempre está investigando, lo interesante es poder sistematizar todos las instancias que se llevan adelante en el proceso de investigación.
        La escuela y la universidad deben abrir reales espacios de trabajo. Quizás en el ámbito universitario sea una práctica un poco más naturalizada.
        De todos modos, la escuela es un lugar muy rico para trabajar esta problemática.
        La apertura del trabajo investigativo debe brindarse a partir de los directivos de las instituciones para sus docentes. Esto quiere decir, por ejemplo: brindar tiempo y espacio de trabajo para investigar la problemática que le preocupa al docente/s como así también para poder planificar en conjunto las diferentes áreas que trabaja el grado en el que son responsables.

        1. Coincido totalmente con tu opinión, la sistematización es uno de los aspectos que la tarea docente muchas veces deja en el camino. En ocasiones relacionado con la falta de tiempo y también por la falta de formación . Por lo general no se completa el proceso ya que las problemáticas se plantean en forma oral y es muy interesante lograr el siguiente paso de ese proceso donde lo escrito nos permite revisar y replantear nuestras practicas. Considero también que el aporte de las universidades es esencial en este punto .

  1. * Muchas veces tenemos problemas y no nos detenemos a solucionar el primero y así van sumándose, sin resolverse en el tiempo y empeorando.
    * La falta de tiempo nos lleva a trabajar individualmente, imposibilitado así el trabajo cooperativo y colaborativo.

  2. Al profesor de Ingles al trabajar en diferentes instituciones y en diferentes horarios se complica a la hora de trabajar con colegas.
    La falta de tiempo nos lleva a trabajar en forma individual, imposibilitando el trabajo colaborativo.

  3. Muchas veces investigamos en la escuela sin darnos cuenta. Siempre surgen problemas que de una u otra forma tratamos de resolver y reflexionamos con nosotros mismos, pero que nunca o rara vez sistematizamos.
    Es muy importante que se investigue en la escuela ya que entre todos se puede construir conocimientos y mejorar la calidad educativa.
    Muchas veces la falta de tiempo hace que se complique detenernos a reflexionar por lo que se hace difícil poder investigar.

  4. La escuela al ser un campo muy complejo y dinámico surgen problemáticas e interrogantes que no siempre llegan a solucionarse por diversos factores. Igualmente se hace indispensable la investigación en la escuela ya que fomenta el diálogo, el debate y cooperación entre los diferentes agentes involucrados en el acto.
    Creo que es necesario propiciar, organizar e implementar un espacio de promoción, investigación y desarrollo sobre las prácticas pedagógicas habituales.

  5. La investigación tiende a fortalecer el trabajo profesional de nosotros. Nos interesa y este tema nos lleva a reflexionar sobre nuestra propia práctica docente. Deseamos que sea un espacio de aprendizaje y crecimiento profesional.

    Carla y Marisa

  6. ME PARECE MUY INTERESANTE CONCIENTIZARNOS SOBRE LA IMPORTANCIA DE APODERARNOS DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO EN NUESTRA PROFESIÓN. MUY VALIOSO PARA NUESTRA PRACTICA DOCENTE.
    NECESITAMOS EMPAPARNOS AUN MAS PARA PODER LLEVARLO A NUESTRAS AULAS.SALUDOS!

  7. Proponerse investigar en la escuela implica una serie de relaciones que van cobrando fuerza a medida que se van compartiendo las experiencias de esta relación escuela-realidad. “Investigar” pareciera un término abstraído de las escuelas para tener un lugar en espacios reducidos de personas eruditas en determinados temas.
    Sin embargo considero que la investigación en las escuelas (valga la redundancia) puede constituir una estrategia didáctica para orientar no solo a docentes sino también despertar la motivación de los alumnos. Saliendo de contenidos cerrados, de lo predeterminado cercando la posibilidad creativa.
    Esto permitiría CONSTRUIR EN FORMA COLECTIVA la enseñanza de la mano de la realidad educativa de la escuela.
    Pudiendo transversalizar contenidos de acuerdo a las necesidades.
    Investigar implica necesariamente unas dosis de compromiso, actitud, deseo de enseñar en y con la realidad que me circunda.
    Con una mirada consciente hacia una enseñanza práctica, útil y por sobre todo significativa.

    1. Tu interesante perspectiva de la investigación en la escuela me llevo hasta Paulo Freire cuando en su libro de Pedagogía de la autonomía resalta, “No hay enseñanza sin investigación ni investigación sin enseñanza” ya ambos quehaceres se encuentran cada uno en el cuerpo del otro.
      “Mientras enseño continúo buscando, indagando. Enseño porque busco, porque indagué, porque indago y me indago. Investigo para comprobar, comprobando intervengo, interviniendo educo y me educo. Investigo para conocer lo que aún no conozco y comunicar o anunciar la novedad.

      Todo ello para destacar que la indagación, la búsqueda, la investigación, forman parte de la naturaleza de la práctica docente. Lo que se necesita es que el profesor, en su formación permanente, se perciba y se asuma, por ser profesor, como investigador

  8. Muchas veces hacemos investigaciones particulares ya que el poco tiempo utilizado para investigación no deja que los docentes se puedan explayar en la generalidad de diversos temas que deberían tratarse como útiles en una institución educativa.

  9. La investigación y la escuela son temas amplios, complejos y muy interesantes para conocer, comprender y accionar en aquellas problemáticas que buscan mejorarse.
    Siempre investigamos en búsqueda de una posibilidad de acción ante alguna problemática. Lo interesante es poder, de alguna manera, registrar la investigación, la problemática y la acción para la comunicación entre los miembros que integran la escuela.
    Las preguntas que surgen en esta “invitación al diálogo” son sumamente importantes plantearlas para saber las reales posibilidades de acción y que eso no se transforme en un fracaso.

  10. Leyendo un poco los aportes de docentes en ejercicio, pienso como estudiante (con muchas ganas de habitar las escuelas)…
    No es casual que los y las docentes de cualquier nivel no logren producir investigaciones porque no poseen ni tiempo de encuentro con otros colegas y, muchas veces, ni siquiera cob la posibilidad de encontrarse con ellos mismos y su experiencia como trabajadores de la educacion.
    Tras politicas neoliberales producidas y puestas en marcha arrasando desde diferentes dimensiones a las instituciones estatales, el unico saber que NO les fue expropiado a los trabajadores de la educacion es y será el del saber pedagogico… Pero este ha quedado al margen de la ciencia y al margen del propio reconocimiento de los y las docentes que no saben del potencial y el aporte fundamental que es este conocimiento a las nuevas generaciones de futuros educadores y educadoras.
    Gracias maestras, maestros, profesores y profesores por compartir sus pensares y sentires en este foro.

  11. En mi opinión la escuela y la investigación deben ir de la mano, si existiera la posibilidad de que cada institución educativa investigará sus propias problemática, seguramente tendríamos escuelas totalmente diferentes. Donde el progreso y solución de las problemática educativas, que de por si son muchas, quedarían a cargo de los docentes que viven día a día con sus alumnos, que están en contacto directo con la problemáticas que enfrentan las instituciones Consideró que el cambio es posible si buscamos que sea posible.

  12. Creo que es necesario retomar el papel del docente-investigador, ya qué este es un rol muy potente dentro del campo de la investigación educativa. Pensar las prácticas educativas como productoras de conocimiento, animarse a investigar. Tomar conciencia de lo qué está sucediendo hoy en realidad educativa, problematizarla, valerse de herramientas teóricos – metodológicas para construir un conocimiento sólido de dicha realidad.

  13. El ejercicio de la investigación en las instituciones escolares permitiría a los docentes poder desplazarse del papel de meros ejecutores. Teniendo en cuenta que las condiciones que han llevado a que los docentes se alienen en sus trabajos, son las mismas que producen la precarización laboral en muchos aspectos. La estructura social, la dinámica que caracteriza a la sociedad, las necesidades y demandas, se ven ciertamente desdibujadas por los intereses externos que movilizan no solo los recursos para la investigación, sino también re-definiendo el lugar del docente dentro y fuera de aula. La investigación educativa llevada a cabo por docentes, permitiría no sólo el abordaje de una problemática y la construcción de conocimiento, sino la difusión misma de ello permitiéndole a lxs colegas y la población también conocer qué sucede, cómo y por qué en esa dinámica de la que tanto se habla, se opina; de esta manera el sentido de la práctica educativa de los docentes adquiriría un nuevo sentido, sino es mejor decir “RECUPERAR” un sentido que nunca debió ponerse en tela de juicio, el de constructor de conocimientos. El desplazamiento que se menciona no es casualidad, estaría muy bueno debatir al respecto, adentrarse en el tema pudiendo identificar qué aspectos o elementos pueden ser útiles para que el docente se sienta capaz de iniciar/seguir una investigación.

  14. En relación a la pregunta sobre las condiciones necesarias para poder llevar a cabo una investigación -desde los centros escolares- consideramos que las mismas deben emerger en dos sentidos:
    Por un lado, desde lo subjetivo que tiene que ver con la toma de conciencia por parte de los docentes como productores de conocimiento; esto implica otorgar una valoración de dichos saberes desde los propios educadores como así también por parte de los agentes externos. Es importante que maestras y maestros asuman con responsabilidad la tarea de trabajar en equipo y sean conscientes de la apertura que requiere el trabajo interdisciplinar o colectivo.
    Por el otro, desde un sentido material en el que se generen condiciones edilicias que posibiliten el real encuentro entre los diferentes miembros del establecimiento, esto es: salas para debatir, regulación de horarios, entre otros.

    Creemos que a partir de estas condiciones se abre la posibilidad de poder formar(se) los/as docentes para que mediante de ojos de investigadores puedan desnaturalizar lo cotidiano y poder cuestionar, transformar la realidad.

  15. Soy estudiante universitario y pienso que la investigación en las escuelas es muy necesaria. En el espacio institucional ocurren una multiplicidad de fenómenos, de acontecimientos y quien los “viven” tienen un punto de vista diferente, lo miran con los ojos de la su propia experiencia, ellos son los protagonistas de los procesos educativo, tanto de gestión y dirección, organización, de selección, de enseñanza, de aprendizaje. Puesto que “Educar es un trabajo creativo”, creo que seria un derroche no darle voz, protagonismo a toda esa basta producción de conocimiento. En las aulas se superan muchas problemáticas, se encuentran estrategias, herramientas que poder plasmarlas reconocer al docente o protagonista institucional o a los estudiantes como importantes, como valiosos. Los protagonistas, quienes viven ese conocimiento, quienes lo producen, los aprenden, desde mi punto de vista se deben sentir revalorizados y la investigación educativa significa eso, que nosotros como futuros educadores podamos emplear las herramientas de la materia en la práctica.

  16. Investigar en una institucion y tener la posibilidad de aplicar al maximo las herramientas que nos brinda la investigacion como instrumentos para dicha investigacion. Nos ayudara por un lado conocer mejor la problematica a la que se esta investigando y como asi tambien poder contruir un mejor conocimiento

  17. Desde los espacios que ofrece la escuela se pueden generar proyectos de investigación muy interesantes, pero es un reto para los docentes articular ese complejo proceso con otras actividades. Pienso que las experiencias de investigación para los alumnos permitirían forjar miradas más críticas de la realidad que viven, porque el desafío de la investigación en la actualidad es afrontar la complejidad del conocimiento y del mundo actual, y responder a las nuevas demandas de la sociedad. Creo que en sólo en la Universidad se abre la posibilidad de investigar con los recursos que se requieren.

  18. Las escuelas ofrecen un campo valioso para investigar, en tanto institución compleja, en la complejidad del aula, en las prácticas docentes, en las prácticas de aprendizaje de los alumnos, por citar algunos de los numerosos aspectos posibles de investigar.
    Los docentes en sus aulas están inmersos en un contexto de múltiples posibilidades para investigar. Creo que las posibilidades están, se trata más bien de la actitud del docente, de poder verse como docente investigador, de aceptar “abrirse ante sí mismo para cuestionar su quehacer, para conceptualizarlo, para transformarlo, para construir conocimientos”.
    Una de las condiciones que podrían posibilitar esta tarea es formar equipos de trabajo con esta intención.
    El gran desafío es el tiempo, los docentes, en su mayoría están trabajando en doble turno con lo que esto implica, desarrollar todas las tareas propias de esta profesión, que excede sin dudas, las horas de clase. Me parece que podría ser una buena estrategia poder articular todo este trabajo con la sistematicidad y la atención que demanda el trabajo de investigar

  19. Por lo general, la investigación educativa no es considerada como parte de las prácticas propias de la docencia en las aulas de los niveles pre-universitarios.
    Si se analizan los lineamientos nacionales referidos a las prácticas áulicas e institucionales, es fácil observar que la I.E. no es una de ellas. Si bien se requiere que el docente sea reflexivo e innovador, que interprete el entorno institucional y socio-cultural en el que esa práctica se inscribe, no se le brindan los elementos necesarios para eso y no se reservan espacios institucionales para ejercerla.
    No obstante, muchos docentes la ejercen, no de manera completa, sino asistemática, no registrada, ni comunicada; de manera intuitiva y con recursos temporales y monetarios propios, por lo que el conocimiento así generado se “pierde”, virtualmente y su esfuerzo da menos provecho de lo debido.
    Es preciso que los docentes tengan, en primer lugar, conciencia de sus posibilidades de generación de conocimientos sobre sus prácticas docentes, incluyendo no sólo las referidas a su propia aula, sino a la institución y a la comunidad de la cual forman parte.
    Y es preciso también que se generen las condiciones de posibilidad para ejercer todas las facetas de su profesión, iniciando incluir conocimientos referidos a I.E. en momentos tempranos de la configuración de su subjetividad docente, es decir, durante su formación inicial y a lo largo de la continua.

  20. Una de los elementos que me ha preocupado desde hace años como investigador en el campo educativo y de las ciencias sociales es la relación investigación -producción de conocimientos en relación a la escuela y la misión de la investigación en términos de ética del cuidado de si y de ética del conocimiento. Lamentablemente y a lo largo de mi trayectoria he visto muchos “abusos” que se hacen en nombre de la investigación cuando se ingresa a la escuelas dentro de una cultura de la extracción que poco o nada aporta al verdadero concepto de investigación.

    1. Ciertamente la ética constituye una preocupación en el ambito de la investigación educativa, no siempre considerada. Entiendo que la investigación en términos de ética del cuidado de si y ética del conocimiento supone que docentes e investigadores o docentes- investigadores se constituyan en sujetos de sus propias acciones, que cuiden de si, que ejerzan su libertad, con conocimiento de principios, como forma de cuidar de los otros y de la verdad.

      La investigación desde esta perspectiva implica cuidado, respeto y libertad reflexiva, una desafiante condición para las compleja situación de las escuelas y sus actores hoy.

  21. Definitivamente creo que la universidad no es el único espacio de investigación. Sin embargo, me cuesta pensar en otros ámbitos, probablemente por la misma razón por la que se nos dificulta pensar a la ciencia social como científica. Creo que la ciencia ha establecido un marco de dominación en el que invalida otros modos de hacer ciencia, y por tanto, de comprenderla. Desde este punto de vista, creo que hay ciencia en el arte, en el pensamiento, en las calles, en los pueblos sistemáticamente desplazados, en el saber popular en fin. Solo que en el marco de lo que es considerado científico, se invisibilizan estos conocimientos en tanto se los relaciona con un pensamiento mágico, o mítico.Es posible que el docente investigue en sus escuelas, puesto que vivencia, experimenta los problemas que puedan presentarse en el ámbito. Es condición necesaria, a mi criterio, tener la capacidad de desnaturalizar aquello que nos parece cotidiano. Además, es necesario que se presenten las condiciones de posibilidad, tanto materiales como cognitivas para poder investigar. Esto, en relación a validar o sistematizar los conocimientos cotidianos.

  22. Estimados colegas, estimado Dr. Selín Carrasco:
    En primer lugar gracias por invitarme a ingresar a este foro tan interesante para todos los docentes, por el tema que aborda.
    Hago mi aporte desde la experiencia que tengo en Educación Primaria y desde lo que yo conozco.
    Cuando leía la introducción al tema pensaba que están en discusión conceptos fundamentales que se escapan, que no son introducidos y valorados como tal, en las prácticas educativas como lo es la investigación, la investigación escolar abordada desde la reflexión, desde el contexto inmediato y como enseñanza en la escuela.
    Lamentablemente es muy poco lo que se hace en la escuela sobre investigación, me atrevo a decir que no se lleva a cabo. Los maestros del área de Ciencias intentan hacer ciencia escolar en la instancia de llevarse a cabo la Feria de Ciencias, donde los proyectos son pobres, abordados con poco tiempo e incluyen solo algunas observaciones, comparaciones y en el mejor de los casos algunas simulaciones de procesos. Muchos de estos docentes lo hacen por obligación y no por estar motivados e interesados, lo que mostraría otros resultados. Al no abordar esta enseñanza centrada en la problematización, en la reflexión, no ayuda a mejorar las prácticas de enseñanza de las ciencias, no ayuda a lograr el interés de los alumnos y a que éstos participen y aprendan motivados; por lo que es muy preocupante no decirlo y no intentar intervenir para reflexionar y mejorar.
    Todos somos parte de esto y tenemos responsabilidad, según el contexto, según el nivel educativo que nos involucra y según el cargo o función que se desempeñe.
    Yo deseo que en niveles educativos superiores sea otra la realidad a cerca de la investigación y a cerca de compartir el saber científico. Seguro hay docentes trabajando en esto y muy interesados, como los creadores de este foro.
    Yo me pregunto y seguro algunas respuestas tengo desde mi punto de vista:
    ¿Qué hago yo como directivo de una escuela a cerca de esta situación?
    ¿Qué pasa con el abordaje de los contenidos curriculares en la escuela, en este caso específicamente los de ciencias?
    Están ingresando docentes recién recibidos, ¿Qué formación traen acerca de cómo desarrollar la investigación en la escuela, acerca de cómo enseñar ciencias?
    ¿Cómo se desenvuelve el maestro con años de experiencia?
    ¿Cómo se desarrollan las prácticas de enseñanza en la escuela?
    ¿Cómo se desarrollan los aprendizajes?
    ¿Por qué no se reflexiona acerca de lo que se hace en la escuela en forma regular, de manera que se puedan re direccionar objetivos y metas institucionales?
    Bueno, finalmente esta intervención me hizo reflexionar. ¡Muy interesante el tema!
    Saludos Cordiales, Mirta Requelme

    1. Mirta; muy interesante tu punto de vista!.
      Comparto gran parte de tu observación. Veo a los docentes (nivel primario principalmente, no tengo mucho contacto con nivel secundario y universitario) la falta de tiempo para la reflexión de sus tareas, de las metodologías, falta de espacios para el debate grupal entre colegas y la constante carga o sobre carga de tareas con objetivos externos a los propios docentes, dejan una investigación forzada y por ende con resultados muy superficiales.
      Los tiempos acotados, los docentes envueltos en un sistema que los aprieta económicamente opacándole su vocación, la falta de compromiso de los padres, la tardía respuestas de los organismos responsables o que coordinan, son los ingredientes a una educación que necesita abrir los ojos a la nueva era, plagado de tecnología por doquier, con muchas interrogantes, y por ahora, pocas respuestas.

    2. Estimada Mirta,
      Gracias por compartir sus reflexiones y la realidad de su escuela.. ¡destaco su interrogante:
      ¡Por que no se reflexiona acerca de o que se hace en la escuela en forma regular, de manera que se puedan re direccionar objetivos y metas institucionales ? , Abrir el espacio es el desafío y la oportunidad, la cultura reflexiva es base para la la investigación educativa.

  23. Tal vez la investigación propiamente dicha
    no sea posible en la escuela primaria o en los jardines de infantes. Pero sí lo es la indagación, paso previo que requiere del despertar el interés y la curiosidad de los grupos, el preguntarse -y al hacerlo formular hipótesis que los alejan de la narrativa de los manuales- y el encontrar o inventar modos de verificación e instrumentos -existentes o creados- para lograrlo.
    Puede hacerse cuando los docentes sabemos para qué objetivos diseñamos estas propuestas y cuáles son los resultados que esperamos de ellas. Claro que podemos modificar el camino mientras lo recorremos, pero es importante siempre saber por qué y para qué lo hacemos.
    La ciencia escolar existe y existe para todas las disciplinas, n0o sólo para las ciencias biológicas. No la minimicemos porque resulta el alimento que necesita la creatividad y la imaginación para desarrollarse en cada estudiante.

  24. Buenas tardes , en primer lugar quiero agradecer la oportunidad de intervención en este foro.. he leído varios aportes que en su mayoría me parecen excelentes…
    la investigación en las escuelas publicas, es muy escasa yo diría casi nula. la mayaría de los docentes realiza investigaciones de forma inconscientes , a las apuradas , sin tiempo para documentar las actividades, producciones, investigaciones , etc
    Las escuelas no propician espacios para fomentar la investigación educativa, la falta de formación es otra de las variables que interfieren en la investigación educativa.
    personalmente realice un curso para iniciarme en la investigación, en cual fue muy enriquecedor , pero considero que solo obtuve una aproximación a la investigación…
    pero me gustó y me sirve en la actualidad.

    1. Gracias Claudia por tus aportes, tu experiencia en tu escuela se enmarcó en un curso sobre investigación, ojala se puede continuar e instalarlo como parte de la cultura institucional

  25. Desde mi punto de vista, considero que condiciona en cierta manera la idea que tenemos sobre la investigación y lo que ésta implica, lo que nos hace suponer que es una práctica lejana a nuestra cotidianidad y relegada a un grupo de intelectuales. La imagen y representación sobre Ciencia que tenemos generalmente responde a un paradigma dominante que nos la muestra como algo lejano y propio de laboratorios. Considero fundamental entender lo importante de la investigación en nuestras prácticas para reconocer y aportar soluciones en nuestro entorno cercano, además de generar conocimiento capaz de proyectarnos frente a los demás. Desde ya que -como manifestaron en otras respuestas- la formación es muy importante para conocer cómo llevar adelante una investigación y es lamentable que en las instituciones que forman educadores no se los motive a hacerlo, sin embargo considero que estos espacios también sirven para formarnos y empoderarnos en nuestras prácticas cotidianas.

  26. Gracias a todxs por este interesante debate que, sin duda, nos ayuda a reflexionar.
    Justo esta mañana reflexionaba sobre “investigación personal” (la del profesor inmerso en el aula) e “investigación estructurada, fundamentada y con una metodología precisa” y recordé el experimento con Niños, de la maestra americana Jane Elliot ,para intentar descubrir los orígenes del racismo.

    Os comparto el enlace a un vídeo sobre ello: https://www.youtube.com/watch?v=C0OQbpYJez4

    Al día de hoy el código ético no permitiría que unos niños fuesen la muestra de un experimento improvisado y duro, que podría incluso llegar a dejar secuelas psicológicas a largo plazo (aunque parece que los niños, entrevistados a posteriori, hayan declarado obtener aprendizaje de la experiencia). Sin embargo, es cierto que una maestra de tercer grado y gran activista anti-racismo, sin tener conocimientos específicos en metodología de la investigación educativa obtuvo muy buenos resultados y al parecer, sin alterar la vida de sus alumnos.
    Los conocimientos epistemológicos, las relaciones teóricas con investigaciones empíricas son fundamentales para que los medios de comunicaciones (entre los principales creadores culturales hoy en día) dejen de convertir una anécdota en una pauta que demasiado a menudo se convierte en norma social-educativa.
    Sin embargo, investigación formal e investigación de quien usa el sentido común y años de experiencia para analizar la realidad deberían de unirse para diseñar nuevos métodos y nuevas prácticas de investigación. Creo que la investigación en educación la deberían de articular, de forma conjunta, diferentes actores que a diario se enfrentan en un aula al reto de la enseñanza o de quien día tras día estudia nuevas técnicas de recolección de datos o instrumentos para observar la realidad. Realidad que no deja de ser compleja y muy articulada especialmente en ciencias sociales.

    Una reflexión más al interesante hilo sobre investigación educativa…Gracias a todxs

  27. Es muy interesante leer cada uno de los aportes, lo que me llevó a considerar y preguntarme ¿Que consideramos como saber docente? y partir de esta pregunta , pues las decisiones no se toman teniendo en cuenta este saber, no son los docentes quienes aportan cuando se realiza algún tipo de cambio o modificación en el sistema educativo . La investigación como parte del perfil docente y porque no como parte del perfil de quienes se están formando como docentes generaría un cambio en la forma de “mirar” nuestra profesión. Lograr que aquello que en otros ámbitos es reconocido y legitimado, (la vinculación docencia investigación) lo sea en el ámbito escolar (por directivos y autoridades ) es un desafío cuyo resultado enriquecería no solo nuestras practicas docentes sino a nuestros alumnos .
    Estos espacios de reflexión son un inicio de ese cambio , muchas gracias por permitir nuestra opinión y participación.

    1. Hola
      la verdad es que aplaudo estos espacios de reflexión. compartiendo experiencias y puntos de vista.
      Yo creo que al leernos nos damos cuenta de que estemos donde estemos trabajando ( veo que somos latinoamericanos en general pero de diferentes países) hay algunas cosas en común en la práctica escolar o liceal , y es que el docente de aula no deja de observar y tratar de aplicar lo que encuentra para mejorar la práctica y a lo sumo coordina con sus pares en la o las instituciones en que está, pero no hay sistematización ni casi registro de lo que se hace y se hace Mucho! seguramente.
      En Uruguay recién se están viendo tímidos avances en el compartir buenas prácticas y se están derribando los muros de la “libertad de cátedra” para mi mal entendida, que nos aísla en lugar de hacernos crecer.
      Creo que el tipo de investigación a llevar adelante en un aula real debe adecuarse a las condiciones de trabajo si es que los docentes vamos a participar y validar las cosas que vamos descubriendo y eso cuesta tiempo pago ( para que realmente sea un trabajo continuado y serio) y en general los docentes trabajamos ya muchas horas fuera de la clase que no se reconocen y no nos queda mucho margen .
      Pero pienso que los cambios irán dándose desde “el llano”, es decir los docentes en cierto sentido estamos en sincronía o por lo menos hay alguna sinergia y al menos lo vocacional nos llama a comprender qué nos funciona y que si nos funciona .
      Nos faltan herramientas de investigación además y tiempo para adquirirlas a tiempo para que sean eficientes
      Qué buenos los medios digitales para proponer recolección e interpretación de datos!
      Vamos por más, !!

      1. Estimada Giselle tocas un eje clave que es el económico,…incorporar la investigación en la cultura escolar llevaría consigo el reconocimiento de horas institucionales (a pagar), de lo contrario se vive o viviría como una sobre-carga a las tantas funciones y actividades que realiza el docente. Es decir además de voluntades institucionales, personales-colectivas, debemos añadir las políticas educativas y los gobiernos de turno

  28. Excelente oportunidad de intercambio y reflexión… ¡Gracias!
    En la provincia de Bs As tenemos algunos indicios de investigación acción en las escuelas. Nunan (1993) se refiere a la investigación-acción como un enfoque “de adentro hacia afuera” centrado en las preocupaciones e intereses de los docentes que los involucra activamente en el proceso de desarrollo profesional y en la mejora de las prácticas. Debido a su aspecto práctico y de resolución de problemas, su naturaleza continua y su conexión con la noción de efectividad, se decide en la mayoría de los casos aplicar la Investigación de Acción Colaborativa como metodología de investigación para llevar a cabo los estudios. Este tipo de investigación resulta interesante porque “… la idea central de la parte de acción de la IA es intervenir de manera deliberada en la situación problemática para poder llevar a cabo cambios y, mejor aún, mejoras en la práctica “(Burns 2010: 2).
    Espero pronto poder compartir con ustedes un paper resultante de una investigación acción que llevamos a cabo el año pasado en una escuela pública con otra colega, el cual hemos titulado: Effectiveness of Praise-Question-Encourage (P-Q-E) commenting guidelines during teacher- written feedback on EFL learners’ rewrites.
    Nos leemos….

  29. muchas felicitaciones por todos estos aportes
    son iluminadores de discusiones en el área
    y ademas ….pensar que son poquísimos los recursos que se destinan a investigación , investigación y desarrollo e investigación e innovación, en general en el pais, y en especial en las universidades publicas
    creo que en las privadas, tal vez sea menos…
    suerte con este esfuerzo
    abrazo
    beatriz fainholc

  30. muchas felicitaciones por todos estos aportes
    son iluminadores de discusiones en el área
    y ademas ….pensar que son poquísimos los recursos que se destinan a investigación , investigación y desarrollo e investigación e innovación, en general en el pais, y en especial en las universidades publicas
    creo que en las privadas, tal vez sea menos…
    suerte con este esfuerzo
    abrazo
    beatriz fainholc

  31. La investigación permite identificar necesidades sociales y educativas.
    En nuestra disciplina el desafío implica la búsqueda constante de recursos,formación continua y estrategias trazadas.

  32. La investigación educativa necesariamente requiere de una mirada situada que posibilite brindar herramientas que orienten la práctica. En lo personal, considero necesaria fortalecer los vínculos interinsntitucionales mediante redes de trabajo conjunto que favorezcan la construcción de culturas colaborativas de indagación orientadas a la detección, descripción y mejora de las prácticas en escenarios atravesados por la diversidad. Esta construcción en red, posibilita vínculos donde la externalidad de la mirada que aporta la multiplicidad de pertenencias, amplia el contexto de explicativo y analítico sobre el cual se encuadra la indagación

  33. Coincido con los comentarios anteriores en relación a que habitualmente investigación y escuela se conciben en lugares diferentes, como si no tuvieran relación alguna.
    Siendo parte de una escuela doy cuenta de que los docentes se encuentran tan sobrecargados de obligaciones y todas de “carácter urgente” qué ¿en qué momento podrían disponerse a investigar? Los problemas se deben solucionar a la orden del día y así, se van naturalizando prácticas que se verían más enriquecidas si tuviéramos el ejercicio de re pensarnos en nuestros contextos laborales como una estrategia compartida, común y de pertenencia.

  34. Añadiendo a todasestas interesantes reflexiones dos líneas posibles de trabajo, la primera, la Transdisciplina, la necesidad de investigar (mirar y ver) en la escuela desde un enfoque que integre lo transdisciplinar, y recalco, no lo multidisciplinar que son muchas miradas no integradas, ni lo interdisciplinar que son miradas integrales pero incompletas. Buscar la mirada desde todas las disciplinas que consideremos significativas, propositivas, normativas, pragmáticas, etc. pero integrandolas desde dentro del que observa y del observado (Ver Fundamentos de la Transdisciplina, Max Neef) y la segunda, las Neurociencias, transdisciplinarias de por sí, que devuelven a la razón al sitio que le corresponde de ser un factor más, pero no el único. Asumir desde ellas, sin verguenza, lo emotivo, lo intuitivo, lo que nuestros 3 cerebros (reptil, límbico y neocortex) expresen. Podrían ser formas de disponer de miradas diferentes a las que hasta ahora hemos obtenido.

  35. Muchas gracias a todos quienes desde diferente lugares han participado y compartido su saber en este espacio.
    La lectura y re-lectura de las reflexiones, reflexiones, inquietudes, experiencias y mucho mas que aquí se ha vertido me lleva a pensar cuan necesario es comenzar a discutir y abrir espacio para la emergencia de dos conceptos fundantes de los procesos de investigación,
    La noción de ciencia y la noción de comunicación de la ciencia.
    Muchas practicas de las que se realizan e las escuelas son investigativas al tiempo que algunos métodos que se reconocen de investigación no tienen lugar en ella (no son los mas apropiados). El desarrollo de estrategias adecuadas a las necesidades del objeto de estudio y necesidades institucionales y el reconocimiento de ellas como formas de investigación ( o validación) es fundamental en el ámbito educativo. Y el otro concepto, el de comunicación de la ciencia, en tanto que en la medida en que podamos ver la comunicación mucho mas allá de los espacios meramente científicos, profesoras, profesores, investigadores en general tendrán mas posibilidad de comunicar, de divulgar, de que sus construcciones sean fecundas en contextos particulares y que la ciudadanía, las comunidades educativas apoyen y demanden investigación en las escuelas y apoyo a la investigación en espacios de toma de decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *